Litio Nutriente Esencial

Entendemos que el litio nutricional, también conocido como litio quelatado o litio orgánico, es esencial para la salud física y para el desarrollo y maduración neurológica de los seres humanos a lo largo de nuestras vidas.  Se trata de un nutriente natural, procesado por las plantas comestibles, y algo muy diferente al litio carbonato que suelen recetar los psiquiatras, pues no tiene efectos tóxicos.  A diario y como parte de nuestra dieta normal, los seres humanos ingerimos de 300 a 500 microgramos de litio quelatado, de origen vegetal y en el agua potable. Pero esa cantidad resultas insuficiente para muchas personas.

La Fundación de Adultos con Desorden de Atención de Puerto Rico (FADDA) (
www.addapr.org) ha de publicar por este medio toda la información documentada sobre los efectos terapéuticos de la suplementación del litio quelatado, especialmente para aquellas personas que manifiestan síntomas de Trastorno por Déficit de Atención.

En la Comunidad Terapéutica Ambulatoria de Ocean Park, San Juan, Puerto Rico, durante los últimos 16 años hemos atendido a más de 12,000 pacientes y sus familiares, de todas las edades.  Esa experiencia acumulada ha demostrado que una suplementación diaria de 1,200 a 3,200 microgramos de litio quelatado es efectiva para corregir los trastornos mentales, psicosomáticos y psicosociales asociados con el Trastorno por Déficit de Atención.  El efecto sorprendentemente amplio de este uso de litio quelatado en una población heterogénea, presentando múltiples manifestaciones emocionales, físicas y psicosociales, nos sugiere que el litio es un factor esencial para la salud integral del ser humano.

Nuestra hipótesis de trabajo, encaminada al desarrollo de una teoría que explique satisfactoriamente la acción terapéutica del litio quelatado, es que esta resulta del efecto regulatorio (catalítico) de las moléculas ionizadas de litio sobre el funcionamiento regulador de expresión genética que yace en el epigenoma asociado con el ADN nuclear y mitocondrial.

Invitamos a todos los lectores interesados a que contribuyen con nuestro esfuerzo de recopilar toda la evidencia de los efectos terapéuticos del litio nutricional.  Con esa evidencia podremos abogar por el reconocimiento internacional del litio quelatado como nutriente esencial para todo ser humano, con dosis de consumo clínico recomendadas a base de las investigaciones idóneas que señalan las dosis de mantenimiento apropiado a los diferentes grupos, por edad, sexo, étnicas y genotipos.

Sabemos que para muchas personas la dieta moderna es insuficiente en litio quelatado.  Proponemos que corregir esa influencia ayudaría a lograr una humanidad más saludable.